Dos tráilers almacenaban, de manera provisional, alrededor de 237 cadáveres en Jalisco.

De acuerdo con el semanario Zeta, el Servicio Médico Forense se encuentra rebasado en capacidad.

Luego de que hace poco se diera a conocer que una caja refrigerada de un camión contenía 157 cuerpos y circulaba por la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Decidieron destituir a Luis Octavio Bernal, director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Antes de ser removido de su cargo, Bernal aseguró que quien se encarga del resguardo de los cadáveres es la Fiscalía Jalisciense y que ellos son quienes responden por el hecho.

Además detalló que el tráiler y otra unidad albergaban los cuerpos porque el Servicio Médico Forense de la entidad cuenta con 72 espacios y 200 más en un panteón en Tonalá, pero que ya estaban llenos.