Compartir

Ante la pandemia de COVID-19 y pese a sus esfuerzos por contenerla, la economía mexicana se hundió 17.3% en el mes de abril, marcando el desplome productivo más severo desde que existe un registro comparable, el cual comenzó en febrero de 1993.

Esta información es con respecto a la variación mensual del Indicador Global de la Actividad Económica que el INEGI publicó por la mañana; con este acumulado, la economía nacional acumula tres meses a la baja, ya que viene cayendo desde el pasado febrero.

Las actividades que tienen relación con los servicios y comercio presentaron una caída de 14.4%, las cuales contribuyen con dos terceras partes de la economía y están asociadas al consumo de los hogares en la nación. En cuanto a la industria, sector que aporta la otra tercera parte de la economía del país, y está ligado con el comercio exterior muestra una contracción de 25.1%. Mientras que las actividades agropecuarias se redujeron 6.4%, cabe mencionar que éstas representan menos del 4% del valor total de la economía nacional.

Centrándose en la comparación anual, la caída fue ligeramente más pronunciada, durante abril del 2020, que presentó una caída de 19.7% en el nivel de actividad económica con respecto de abril del año previo.

La paralización de la producción y el comercio exterior derivada de la pandemia de COVID-19, ocasionó importantes daños a la economía, esto, tras que el consumo se detuvo, las empresas tuvieron que frenar sus planes de inversión y crecimiento, lo que se reflejó en la pérdida de más de 555 mil empleos formales en México en lo que fue el mes de abril.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional estimó que la economía mexicana se hundirá 10.5% durante todo este año, lo que de confirmarse será el desplome más profundo desde 1932, año en que se derrumbó 14.8% ante las consecuencias de la Gran Depresión de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here