El director general de Aeroméxico, Andrés Conesa, aseguró que cumplir con las demandas del sindicato de Pilotos llevaría a la empresa a la quiebra, por lo que no modificarán su postura sobre las demandas.

“No queremos ver la misma historia que Mexicana. Mexicana dejó de operar por eso contratos colectivos onerosos. Darles ese contrato significa quebrar  no nos vamos a mover”, aseguró Conesa.

Lo trabajadores pretender mantener el porcentaje de pilotos que están bajo contrato A, para que a la par que estos se jubilen, aquellos bajo el contrato puedan cambiar a otro.

“Para nosotros no hay contrato A y contrato B. El único contrato que prevalece es el nuevo de 2010 y lo que hicimos fue honrar los derechos adquiridos de aquellos pilotos que estaban contratados en 2010″, dijo el director de la aerolínea.