Dos alumnas de Ingeniería Química Industrial del Instituto Politécnico Nacional, desarrollaron un prototipo compuesto de un purificador y un electrolizador, con la intención de aprovechar los afluentes de aguas negras y ríos contaminados para producir combustible limpio.

Fueron Jeimmie Gabriela Espino Ramírez y Lisset Dayanira Neri Pérez, las creadoras de este proyecto, quienes asesoradas por el profesor e investigador Martín Daniel Trejo Valdez, lograron un gran resultado.

“Este tipo de purificadores podrían generar su propio combustible a partir del agua residual, sólo bastaría con recolectar agua sin importar su grado de contaminación”, detallaron.