Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, hizo un llamado a la ciudadanía para no alarmarse antes de tiempo por la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por ómicron, la nueva variante de COVID-19.

Autoridades mexicanas, comunicaron que no se aplicará el cierre de fronteras y esperarán más información sobre la variante, puntualizaron que es casi un hecho que aún implementado un cierre fronterizo la variante llegue a México y al mundo.

“Podemos prácticamente garantizar que ómicron terminará siendo una de las variantes predominantes en el mundo”, señaló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

“Desde luego puede incluir a México, démoslo por hecho”, agregó.

No obstante, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, llamó a guardar la calma y recordar que aún no se ha probado que ómicron, sea más virulenta o más transmisible, pues hasta sigue en investigación.

“Por sí misma la variante ómicron no ha demostrado ser más virulenta, ni necesariamente más transmisible”, destacó

“De momento no se ha identificado que cause enfermedad más grave”, finalizó.