Durante el Segundo Informe de Actividades de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció un incremento de delitos como homicidio doloso, feminicidio y extorsión en lo que va de su gobierno.

En este sentido, el titular del Ejecutivo refirió que, pese a que falta para pacificar al país y disminuir los índices delictivos, las autoridades no están asociadas con los criminales, por lo que no hay impunidad para nadie.

“La autoridad no se asocia con la delincuencia, no hay impunidad para nadie y aunque todavía falta mucho para pacificar al país”, indicó el mandatario.

Por otra parte, manifestó que el robo a casa habitación han disminuido en un 23 por ciento, mientras que el robo a transeúnte en un 30 por ciento y el robo a transporte público colectivo disminuyó 42 por cuento, en tanto el de transporte público individual en ocho por ciento.

Sin embargo, el homicidio doloso, el feminicidio y la extorsión se ha incrementado en un 3.8 por ciento, 8.9 por ciento y 21 por ciento, respectivamente.

López Obrador indicó que la percepción sobre inseguridad reportó la cifra más baja en los últimos cinco años, resaltando que todas las acciones realizadas por parte de su gobierno se ven reflejadas en este rubro.