Mientras deportistas, entrenadores, personal de los equipos multidisciplinarios y medallistas olímpicos y paralímpicos no han cobrado los estímulos económicos que reciben a través del fideicomiso Fondo del Deporte para el Alto Rendimiento (Fodepar) correspondientes a noviembre y diciembre, la directora de la Conade, Ana Guevara se fue de compras en horario laboral.

La responsable del deporte nacional estuvo el martes 3 de diciembre en el Palacio de Hierro de Polanco, a más de 20 kilómetros de las oficinas de la Conade, alrededor de las 11 de la mañana y hasta aproximadamente la hora de la comida en la sección de zapatería.

Después de terminar sus compras, Guevara se dirigió hacia el restaurante Fonda Argentina, en la colonia Narvarte, donde comió.

Desde el inicio de su gestión, Guevara se ha ausentado de las oficinas de la dependencia que administra para atender asuntos del Partido del Trabajo, del cual es la dirigente en el estado de Sonora que aspira a gobernar. También lo ha hecho en horarios donde debe atender las responsabilidades que se le encomendaron.