Dos años en libertad y siete operando desde el interior del reclusorio Sur fueron suficientes para que Jorge Flores Concha, El Tortas, líder recién capturado de La Anti-Unión Tepito, amasara una fortuna.

Según reporte de Inteligencia Federal, Jorge Flores Concha, mejor conocido como “El Tortas” adquirió siete residencias en la Ciudad de México, otras tres en el Estado de México y dos más en Cuernavaca, Morelos.

El trabajo de las corporaciones federales compartido con las autoridades de inteligencia financiera en la Ciudad de México detalla que “El Tortas” y su cártel estaban ramificando sus actividades, ya que aparecieron casas de cambio en la zona Centro, en el aeropuerto capitalino y en Toluca.

Al menos 12 bandas son señaladas por las autoridades capitalinas como las principales generadoras de violencia en la Ciudad de México.