Yucatán busca posicionarse como un estado más competitivo a nivel tecnológico, es por eso que apostará por mejorar la digitalización y la conectividad en la entidad.

Mejor conectividad a menor costo, disminución de retrasos temporales dentro de la red, y la eliminación de que los datos tengan que salir del país para llegar a su destino; son algunos de los beneficios de esta inversión.

La apuesta fue para el servicio del Nodo IXP (Punto de Intercambio de Tráfico de Internet, por su sigla en inglés).

Rolando Zapata Bello, el actual gobernador del estado, aseguró que, al convertirse en el segundo en su tipo en todo México, representa la adhesión de la entidad a la política mobiliaria federal en materia de telecomunicaciones.

Con una inversión de 6.4 millones de pesos, de los cuales 3.2 millones fueron destinados para el equipamiento; el Nodo IXP permitirá el intercambio de tráfico entre diversos agentes en un punto central del territorio.