Este martes arrancaron los octavos de final en la Champions League con dos duelos muy intensos. En el Wanda Metropolitano, el Atlético de Madrid, que no contaría con Héctor Herrera por lesión, le hicieron los honores al actual campeón; el Liverpool.

Los dirigidos por Jürgen Klopp salieron dormidos y los colchoneros aprovecharon eso para abrir el marcador tan solo a los 4 minutos de haber iniciado el juego. Saúl con un remate a quemarropa venció a Alisson para marcar el único tanto del partido.

El partido fue dominado por el conjunto londinense que nunca pudo encontrar la llave del cerrojo que puso Jan Oblak y buscarán la remontada en Anfield.

En el otro encuentro, Borussia Dortmund tenía una complicada tarea recibiendo al PSG, fue un duelo que dominó el equipo alemán desde el inicio y se vio reflejado en los 2 goles que el joven maravilla, Erling Håland, marcó.

Los parisinos no están desolados para la vuelta en el Parque de los Príncipes, Neymar anotó un gol que los deja con bastante vida de cara al juego de vuelta.