De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, la zona de inestabilidad que se ubica 110 kilómetros al oeste de Río Lagartos, en Yucatán, registró el pasado viernes el 60 por ciento de probabilidades de desarrollar un ciclón.

Gradualmente se encuentra alejándose de la Península de Yucatán, aunque su nubosidad de asocia con fuertes lluvias en la región durante el fin de semana.

Este sistema podría tener un fortalecimiento y avanzar más sobre las aguas del Golfo de México, donde encontraría vientos débiles en altura, aunque habría temperaturas cálidas en la superficie del mar.

Las condiciones del cielo serían mayormente nubladas, y habría presencia de lluvias fuertes en el centro noreste y sur de Yucatán.