La noche del 15 de enero, la Fiscalía Regional Oriente de Morelos le entregó a Felicitas Tijera Carvajal el supuesto cuerpo de su hijo, Jonathan Martínez Tijera, sin embargo, días después el hombre apareció vivo.

Las autoridades locales informaron a la madre–presumiblemente sin protocolo alguno– sobre el hallazgo del cadáver.

Dos semanas más tarde, Tijera Carvajal fue hallado en un grupo de Alcohólicos Anónimos, de acuerdo con el testimonio del abogado Miguel Ángel Rosete Flores.

“Hicieron el proceso del velorio, lo inhumaron y el pasado sábado la señora Tijera se encuentra en una situación grave porque resulta que encuentra a su hijo vivo, recluido en un grupo de AA y que hoy tiene un situación difícil”, dijo a La Jornada.

De acuerdo con el litigante, esta no es la primera ocasión que sucede un caso similar, ante las omisiones de la Fiscalía Regional Oriente.

“Por un momento se encuentra feliz, de que su hijo está vio; por otro momento, se encuentra muy consternada porque ella desconoce a quién enterró, a quién inhumó, a quién lloró”, agregó Miguel Ángel.

Detalló que se desconoce quién es la persona que le fue entregada a la madre.

Asimismo, adelantó que se presentará una queja ante la Visitaduría para que se investigue a los responsables del error.