El exdirector de Pemex, Emilio “L” recientemente acusó al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, de recibir sobornos millonarios junto con otros seis exfuncionarios, para mostrarse a favor de la Reforma Energética durante el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

El periodista Ciro Gómez Leyva fue quien dio a conocer un documento donde Lozoya asegura que los recursos fueron entregados en efectivo, según iba indicando el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, entre los años 2013 y 2014.

De acuerdo con la acusación, Emilio “L” recibió la indicación de atender las peticiones de Miguel Barbosa, las cuales consistían en trasladar a su hermano, trabajador de Pemex, de una terminal de almacenamiento en Guerrera a las oficinas centrales de la Ciudad de México, y en el caso de ser así, no se armaría un escándalo por parte del PRD para la aprobación de la Reforma Energética, al igual que la entrega de 100 mil dólares.

En tanto, el exdirector de Pemex declaró que en esos años se entregaron 80 millones de pesos en sobornos a siete legisladores, entre ellos: Ricardo Anaya; Ernesto Cordero, José Luis Lavalle Maury y Salvador Vega Casillas, exsenadores del PAN; el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, y el exsenador del PRI, David Penchyna.

Asimismo, el primer monto entregado, fue presuntamente entregado el 11 de diciembre de 2013 en Torre Hares, en Avenida Ejército Nacional 225, y la suma de dinero fue de 10 millones de pesos.  Y existieron otros dos por 900 mil pesos y 13 millones en una sede alterna de Pemex ubicada en Montes Urales 425 en Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.