Braskem Idesa, la unidad mexicana del productor petroquímico brasileño Braskem SA, en medio de una presentación ante los reguladores, informó que ya comenzó a recibir gas natural del Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas), después de que el suministro del combustible le fuera cortado en diciembre del año pasado.

Braskem Idesa opera en el país el complejo petroquímico Etileno XXI, con un 75% de participación de Braskem y 25% de la empresa mexicana Idesa.

Durante la presentación, Braskem señaló que firmó un memorando de entendimiento con Petróleos Mexicanos (Pemex), en relación con posibles adiciones a un contrato de suministro de etano en una planta clave.

“Con la firma de estos documentos por parte de Braskem Idesa, ésta ha comenzado a recibir, a partir de ahora, la entrega de gas natural, que había sido cortada unilateralmente”, dijo Braskem.

Cenagas cortó a inicios de diciembre de 2020, el suministro de etanol a la planta Etileno XXI, luego de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó que ya no se entregaría más gas porque el contrato “leonino” (en referencia a la desventaja que tenía Pemex en el contrato) había terminado y no se renovaría.

No obstante, a inicios de enero Braskem comunicó que había reanudado parcialmente su producción de polietileno bajo los términos de un “modelo experimental de negocios”, sin dar más detalles.

Por ello, la empresa también explicó, que aunque el contrato de suministro de etano sigue vigente es por ahora, pues no se puede predecir el resultado de las negociaciones sobre el suministro del gas.