En una entrevista para el diario capitalino, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que su gobierno no tuvo la mejor imagen frente a los votantes, por lo que este pudo ser uno de los factores para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), perdiera las elecciones de esa manera.

Entre otros temas, Peña Nieto mencionó que la forma en la que él cree que el PRI podrá continuar siendo una opción política para los mexicanos es cambiando “de nombre y de esencia, porque si conserva los apellidos entonces no funciona”, dijo el mandatario.

Por otra parte, EPN considera que su actuar estuvo al nivel, y por lo tanto no teme que en el futuro pueda ser “perseguido”, aún con la amenaza de López Obrador de acabar con la corrupción.