Algunos familiares de pacientes de la clínica dos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), expresaron su molestia a través de redes sociales, al captar a una estudiante de la carrera de Medicina dormida en el escritorio en el que estaba trabajando.

Los derechohabientes se molestaron, pues dicen que tuvieron que esperar “como dos horas” para ser vistos por un médico, debido a que no había quién les atendiera, y algunos de ellos necesitaban ser revisados de inmediato, mientras que la joven practicante dormía sin preocupación.

De acuerdo con las publicaciones, el incidente ocurrió el martes de la semana pasada. Hasta ahora se sabe que la estudiante cubre largas jornadas de hasta 30 horas continuas por 12 de descanso, por lo que sus jefes inmediatos defendieron su situación, exhortando a la futura doctora a que, cuando se sienta agotada, se vaya a recostar al área de descanso que tienen a su disposición los pasantes de medicina.