Esta mañana la asamblea extraordinaria de la Caravana Migrante decidió modificar la ruta de su camino, con la intención de protegerse entre ellos; Matías Romero se convierte en el nuevo destino. Hasta ayer por la noche se pensaba que la siguiente parada sería en Jalapa del Marqués, a 40 kilómetros de Juchitán, donde se encontraban.

Antes de las cinco de la mañana, los migrantes comenzaron a salir a la carretera, ya sea a pie o en camionetas. Sin embargo, un grupo reducido de mujeres decidió irse a Oaxaca, porque consideraron peligrosa la ruta hacia Matías Romero. En unos días se encontrarán con el resto de la  caravana, en una zona de cruce para ambos puntos.