La Oficina Estatal china ha aprobado la primera patente de una vacuna contra coronavirus, que podría ser fabricada en masa a corto plazo en caso de que los datos del virus empeoren, reportaron algunos medios locales.

La vacuna fue desarrollada por la Académica de Ciencias Militares y la empresa CanSino Biologics, comenzó a usarse a finales de junio en el Ejército chino, tras que un equipo dirigido por el investigador Chen Wei descubriera un anticuerpo monoclonal neutralizante altamente eficiente. Mientras que los resultados de la segunda fase de los ensayos clínicos demostraron que es segura e induce respuesta inmune contra el COVID-19.

De acuerdo con la patente de la SIPO, la vacuna ha demostrado crear inmunidad frente al virus en roedores: “Puede crear una respuesta inmune celular y humoral en un corto periodo de tiempo”, explica el documento recogido por la prensa. Por otro lado, la seguridad y efectividad de dicha patente debe confirmarse en la fase tres, la cual se lleva a cabo en el extranjero.

Cabe mencionar, que la pandemia de coronavirus suma a nivel global más de 21 millones de casos y 775,000 fallecidos, lo cual, llevado a una carrera por la obtención de la vacuna eficaz, tal es el caso de Rusia, que se convirtió en la primera nación en informar el registro y la fabricación de una vacuna, nombrada como Sputnik V.