Los científicos del Centro de Investigación en Materiales Avanzados (Cimav) buscan crear una nariz electrónica, similar a la nariz humana, en donde participen diferentes sensores que reaccionen a moléculas específicas y generen señales que sean transformadas en información en el cerebro, con el objetivo de evaluar la diabetes mellitus.

Asimismo, Berenice Domínguez Cruz, investigadora adscrita al programa Cátedras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), así como la responsable de este proyecto busca que una vez que las sustancias se impregnan en los sensores, la información sea enviada a una unidad de interpretación para poder medir las concentraciones.