Científicos chinos advirtieron mediante un reciente estudio del peligro de una nueva cepa de gripe porcina, que fue identificada en cerdos del país asiático, la cual tiene potencial de contagiar a humanos, lo que podría conllevar a una nueva pandemia.

Este estudio es liderado por el científico Liu Jinhua de la Universidad de Agricultura de China, se basa en más de 30 mil muestras tomadas entre 2011 y 2018 de las vías respiratorias de cerdos en 10 provincias chinas. En las cuales, tras analizar las muestras, los científicos encontraron 179 virus diferentes de la gripe porcina.

Entre estos virus, encontraron uno denominado G4 que es una combinación única de tres linajes, entre los que figura la cepa de H1N1 que tiempo atrás mutó de los cerdos a los humanos y provocó la pandemia de gripe de 2009.

Los investigadores realizaron experimentos en hurones, que muestran síntomas de gripe parecidos a los humanos, por ejemplo: fiebre o tos, por lo que concluyeron que la cepa G4 es altamente infecciosa y causa síntomas graves. Lo que resulta preocupante, ya que uno de los orígenes de este virus se remonta también a la gripe aviar, contra la que los humanos no tienen inmunidad.

Sin embargo, hasta el momento los investigadores no presentan pruebas de que la cepa pueda transmitirse entre humanos además de que las probabilidades son bajas, pero hicieron hincapié que nadie sabía que la cepa de H1N1 saltó de los cerdos a las personas, hasta que aparecieron los primeros casos. No obstante, los investigadores piden tomar medidas de prevención dado que cada vez es más frecuente que los cerdos se infecten de virus que tienen potencial de saltar a los humanos.

 Por su parte, Sun Honglei y George Gao, director del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedad, apuntó que tendría sentido desarrollar una vacuna contra el virus G4 tanto para humanos como para cerdos.