En redes sociales comenzó a circular el video del abuso policial en Estados Unidos, contra un hombre latino que fue inmovilizado y asfixiado hasta la muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de abril en la ciudad de San Francisco, cuando elementos de la Policía de Alameda detuvieron a Mario González de 26 años, quien aparentemente se encontraba en estado de ebriedad.

En el video se observa como los agentes lo tiran al suelo tras un ligero forcejeo, por más de cinco minutos es inmovilizado con la fuerza del torso y del brazo del policía sobre la espalda de Mario, quien poco a poco comienza a ejercer menos resistencia.

El oficial le pide que le diga su nombre completo y su fecha de nacimiento, mientras le repiten la frase “vamos a ocuparnos de usted”. Mario pide ayuda y con sus últimos alientos asegura que él no ha hecho nada.

Cuando los policías se dan cuenta de que Mario ya no responde sus preguntas lo ponen boca arriba e intentan reanimarlo con tácticas PCR, al no obtener respuesta solicitan el apoyo médico, por lo que fue trasladado al hospital donde momentos más tarde confirmaron su muerte.

En rueda de prensa, la familia de Mario responsabilizó a los oficiales, de su muerte y aseguraron que el hombre era respetuoso y adorable. Declararon, además, que el actuar de los policías fue injusto como en el caso de George Floyd.

Las autoridades abrieron una investigación para determinar los motivos del actuar de los oficiales, a quienes se les dio de baja del cuerpo policial con goce de sueldo, mientras se determina su situación jurídica.