La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), reveló que en el Hospital Rural de San Ildefonso Villa Alta, Oaxaca, del IMSS Bienestar, despidieron a una mujer indígena trabajadora, luego de que entre el personal se difundieran fotos íntimas de ella.

El organismo, a través de la recomendación 11/2021 dirigida al director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, indica que se violaron los derechos a la legalidad, seguridad jurídica, intimidad y vida privada, así como a una vida libre de violencia en agravio de la mujer, quien fue destituida de su cargo como gestora de calidad en ese hospital.

Según detalla el documento, el 27 de septiembre de 2019, el delegado del IMSS-Bienestar en Oaxaca, solicitó a la víctima su renuncia o cambiar de adscripción, al señalar que circulaban “fotos íntimas” de ella.

Después de los hechos, la mujer presentó una queja ante la CNDH, y este organismo solicitó a la Unidad de Atención al Derechohabiente del IMSS salvaguardar sus derechos laborales; sin embargo, a la agraviada se le notificó la “pérdida de confianza” por las presuntas fotografías.

“El contenido de dicha resolución carece de perspectiva de género y la acusación a la víctima estuvo sesgada de estereotipos y violencia de género hacia las mujeres”, señaló la Comisión.

“El IMSS, debió realizar una investigación interna para esclarecer dónde se originó la circulación de las imágenes, cómo se circularon […] Las autoridades del IMSS se negaron a garantizar y proteger el derecho a la intimidad de la agraviada y no detuvieron la violencia sexual, psicológica y laboral […] lo que derivó en la revictimización, discriminación y violencia institucional”, detalló CNDH.

Por esta situación, la CNDH recomendó a Zoé Robledo capacitar en materia de violencia de género y ética profesional al personal administrativo y operativo del Hospital Rural del IMSS-Bienestar, por personal especializado en perspectiva de género.