El pasado lunes se reportó que un colectivo de mujeres rastreadoras de desaparecidos llamadas “Sabuesos Guerreras”, fueron atacadas a balazos en los alrededores de Culiacancito, en el municipio de Culiacán, donde realizaban labores de búsqueda.

Todo comenzó cuando el grupo de madres comenzaron las labores de búsqueda en una fosa clandestina, al rastrear la zona encontraron restos humanos, pero de pronto escucharon disparos, lo que las alertó y pudieron ponerse a salvo. Agentes de la Policía Municipal les brindaron protección y desplegaron un operativo para dar con los responsables, lo cual tuvo resultados negativos, pero al inspeccionar el lugar, se percataron que saquearon sus mochilas, se llevaron sus celulares y les robaron sus herramientas de trabajo.

La líder del grupo, María Isabel, regresó al día siguiente con su grupo, acompañadas por elementos de la Policía Estatal Preventiva, Ejército y Guardia Nacional, y desde temprana hora continuaron las labores y han logrado localizar hasta el momento, tres osamentas humanas.

Los restos de las tres personas fueron llevados al Servicio Médico Forense. Se estima que en el predio haya más cuerpos enterrados, por lo que los trabajos de excavación continuarán en la zona.