Como parte del plan para reducir el número de personas que toman la decisión de suicidarse en Yucatán; algunos diputados del Congreso del estado aprobaron una Ley de Salud Mental, misma que contempla aumentar el presupuesto para contrarrestar este tema, con la creación de un consejo de desarrollo de estrategias para enfrentar problemas que cada día son más comunes, como los trastornos mentales o la depresión.

Esta nueva ley está integrada por 100 artículos, que están divididos en 11 capítulos y con seis disposiciones transitorias, en las que aparte de la creación del consejo antes mencionado, se creará un Instituto de la Salud Mental, que deberá desarrollar un programa con estrategias para establecer una red de atención a los pobladores con trastornos mentales.

De acuerdo con Manuel Díaz Suárez; quien fue el diputado del PAN que propuso la iniciativa, se fortalecerá el financiamiento y presupuesto anual destinado a la salud mental: “pasaría del uno por ciento de todo el dinero que se destina a la salud en Yucatán a un 7 por ciento, lo que significa un incremento importante”, señaló.