De acuerdo con un artículo compartido por Corea del Norte, la nación afirma que su ‘ola de COVID-19’ se originó “cerca de la frontera con el Sur debido a que algunos de sus ciudadanos tuvieron contacto con “objetos extraños“.

La Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA) informó que, el régimen norcoreano determinó de manera “científica y definitiva” que el brote se originó en la aldea rural de Ipho, en el extremo sureste del país.

A detalle el artículo dice que, “a principios de abril, un militar de apellido Kim (de 18 años de edad) y un niño de jardín de infancia de apellido Wi (de 5 años) tuvieron contacto con algunas cosas extrañas en una loma alrededor del cuartel y de la aldea y se observaron en ellos las características clínicas que se consideran síntoma principal del COVID-19″.

La hipótesis del régimen norcoreano sugiere que la ola de covid en su país se originó a partir de basura que voló desde el sur, sin embargo, expertos señalan que “no es altamente posible”. 

Cabe señalar que, la OMS ha pedido a Corea del Norte que comparta datos concretos sobre los contagios y muertes en su país ya que con anterioridad rechazó ofertas de ayuda sanitaria, incluyendo vacunas, de Corea del Sur y Estados Unidos. 

No obstante,  la Alianza Global para la Vacunación (GAVI) informó que, el régimen “habría aceptado vacunas de China y empezado a administrarlas en mayo”.