En respuesta a la decisión anunciada por el próximo presidente, Andrés Manuel López Obrador, de frenar la construcción del NAIM y generar una Base Aérea en Santa Lucía, vecinos y autoridades auxiliares de municipios aledaños se organizaron para manifestarse en contra de dicha medida. En asamblea, crearon un plan de lucha, donde exigen apertura al diálogo y reflexión en torno a los efectos que esto puede generar.

Bajo el nombre de Frente de Pueblos Originarios en Defensa del Agua, habitantes de Tecámac, Zumpango y Ecatepec, buscan generar conciencia de los posibles daños en su territorio, debido a que la construcción de dicha Base Aérea propiciaría escasez de agua. Asimismo, demandaron el incumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo, al no haber consultado a los pueblos vecinos en torno a la decisión.