Este jueves, la agencia federal de salud pública de Estados Unidos, aseguró que las personas que ya están vacunadas contra la COVID-19 ya no tendrán que hacer uso del tapabocas en espacios interiores, ni mantener la distancia física con otras personas.

Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), fue la encargada de transmitir la información en una sesión informativa en la Casa Blanca.

“Todo el que esté completamente vacunado puede participar en actividades en especios interiores y exteriores, pequeños o grandes, sin llevar mascarilla o [respetar] distancia física”, dijo

Sin embargo, continúa la recomendación de que las personas vacunadas sigan usando el cubrebocas al viajar en transporte público (aviones, autobuses, trenes) así como en aeropuertos y estaciones de ferrocarril.

La decisión fue tomada, debido a los estudios científicos que demuestran que las vacunas son efectivas incluso en infecciones asintomáticas, además de que las personas que se han vacunado son menos contagiosas.

Hasta el momento, alrededor de 35% de la población estadounidense, es decir, alrededor de 117 millones de personas, han recibido la o las dosis de vacuna necesarias.