Este año, la Academia de las Ciencias Sueca informó que las ganadoras del Premio Nobel de Química son las científicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna, por la creación de las revolucionarias “tijeras genéticas” CRISPR/Cas9, gracias a las cuales las mencionadas han reescrito el código de la vida.

Gracias a esta técnica revolucionaria, se puede cortar y pegar el ADN a voluntad y editar cualquier forma de vida con sencillez, rapidez y eficacia. En tanto, la academia sueca dijo: “han revolucionado las ciencias de la vida molecular, han brindado nuevas oportunidades para el fitomejoramiento, están contribuyendo a terapias innovadoras contra el cáncer y pueden hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias”.

El anuncio del Premio de Química da fin a la ronda de los galardonados eminentemente científicos entre los Premios Nobel, tras haber entregado los de Medicina el pasado lunes, y el de Física ayer, por lo que faltan los correspondientes a Literatura, Paz y finalmente Economía.

Cabe mencionar que todos los premios llevan consigo una dotación económica que asciende a 10 millones de coronas suecas, alrededor de un millón 121 mil 533 dólares, los cuales se reparten en caso de más de un galardonado.