Keith Raniere, fundador de la secta sexual NXIVM, fue declarado culpable por los delitos de tráfico, esclavitud sexual y conspiración de trabajo sexual, entre otros cargos.

La fiscal federal Moira Penza podrá otorgarle al norteamericano de 58 años, una sentencia que va de 15 años hasta cadena perpetua.

Previamente se dio a conocer el acta del veredicto del jurado en donde se le acusa de 7 cargos, entre ellos posesión de pornografía infantil, abuso sexual y esclavitud sexual, acusaciones realizadas por las víctimas identificadas como Ashana Chenoa, Camila, Mariana, Daniela, Nicole y Pamela.

Durante el juicio se reveló que Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, habría sido uno de los principales operadores de Raniere.

El nombre de Ana Laura Junco, hija del dueño del periódico Reforma, también salió a relucir en las pesquisas. Se evidenció que, por mensajes de texto, Junco presuntamente ofreció la virginidad de su hija como tributo a NXIVM.