Tras cinco años de proceso, incluyendo los últimos ocho meses que pasó en prisión domiciliaria, acusada por lavado de dinero y delincuencia, Elba Esther Gordillo fue absuelta y puesta en libertad por un magistrado federal. Durante la madrugada de este miércoles su abogado, Marco Antonio del Toro Carazo, informó, dando lectura a un comunicado firmado por la ex lideresa del SNTE, en el que aseguró que recibió del primer Tribunal Unitario en material penal la “absoluta e inmediata libertad debida al sobreseimiento que recayó en la causa penal bajo la cual me encontraba sujeta”.

Además, Elba Esther mencionó “me es necesario un plazo para asimilar privadamente las evidentes emociones que se derivan de un hecho tan importante en lo personal”, dijo y mencionó que el próximo 20 de agosto “habré de convocar a aquellos medios de comunicación que tenga interés en conocer mi opinión y posición sobre los sucesos”. Es importante mencionar que esta liberación se da el día de hoy, que Andrés Manuel López Obrador fue nombrado oficialmente presidente electo de México.