A través de las redes sociales comenzaron a circular imágenes en las que se podía observar a una mujer paseando a un cachorro de tigre de bengala en las instalaciones del centro comercial Plaza Antara, ubicada en Polanco, provocando que inmediatamente se volviera tendencia.

Estas imágenes causaron una gran revuelta, tras que una usuaria de Twitter llamada Zaira  M. denunciara el hecho, explicando en un hilo de dicha red, que la mujer no mide los riesgos que conlleva tener un animal exótico, además de que de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010, el tigre está clasificado como una especie de riesgo. De igual forma, se mostró sorprendida de que nadie en la plaza denunciara este hecho.

Por su parte, la propietaria del animal, identificada como Mila Ayala, compartió una historia en su cuenta de Facebook, en la cual asegura que el animal no es de bengala y que las especies exóticas son adquiridas de manera legal a través de vendedores de animales que autentificaron que los animales nacieron en cautiverio.

Sin embargo, los internautas reaccionaron al hilo e incluso etiquetaron cuentas de la Profepa, Semarnat y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, en búsqueda de que se tomen acciones ante esta situación.