A unos 12 metros de profundidad, en medio de la selva, el arqueólogo Grosjean Abimerhi y su equipo, localizaron una cueva con pinturas rupestres, misma que podría resultar de las más importantes de Yucatán por la riqueza de las imágenes, las cuales muestran la representación de “el alto grado de evolución de la cultura maya”.

El investigador aseguró “no es la única cueva con pinturas rupestres en Yucatán, pero sí es la más importante al tener muchos elementos: aves, mamíferos, una cruz, figuras geométricas, formas humanas y entre ellas la de un guerrero, así como manos en negativo y positivo”, dijo quien además era asesor de documentales de National Geographic, Discovery Channel y BBC.

la pinturas en el sitio “tienen colores derivados de una amplia gama de pigmentos y materiales, derivados de la Madre Tierra como el k’ankab (tierra roja o amarilla)”, aseguró el experto.