El gobierno de Estados Unidos y Reino Unido desmintieron las declaraciones de Nicki Minaj sobre los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19 en los hombres, pues aseguró que causan impotencia e inflamación en los testículos.

La polémica se desató luego de que la rapera emitiera las declaraciones sobre la vacuna vía Twitter, ya que no asistió al Met Gala por no estar vacunada. Su opinión fue calificada por muchas personas como negativa, pues promovía la desinformación.

“Mi primo Trinidad no recibe la vacuna porque su amigo la recibió y se volvió impotente. Sus testículos se hincharon. Su amigo estaba a semanas de casarse, ahora la chica canceló la boda. Así que ahora asegúrate de estar cómodo con tu decisión, no acosado”, escribió en su Twitter.

Ambos gobiernos calificaron como un mito las declaraciones de la rapera e invitaron a las personas a no seguir afirmaciones que no están fundadas en información científica.