El pasado 4 de agosto con la publicación de un estudio en el ‘New England Journal of Medicine’, científicos dieron a conocer el hallazgo de 35 casos de un nuevo virus en China, se trata de un virus de origen animal del tipo ‘Henipavirus’.

De acuerdo con los expertos en China y en Singapur, los casos fueron encontrados en la provincia de Shandong y en la provincia de Henan, además las personas en las que localizaron la presencia del virus cuentan con el antecedente de haber estado en contacto con animales recientemente.

Los expertos detallaron que el virus infecta a los humanos por medio de murciélagos de la fruta, el cual es el huésped natural de los virus Hendra (HeV) y Nipah, ambos pertenecientes al grupo de Henipavirus.

Asimismo, explicaron que los Henipavirus pueden provocar enfermedades graves en animales y humanos y que además están clasificados como un virus en nivel 4 de bioseguridad, con una tasa de letalidad de entre 40 y 75% , según la OMS.

Cabe mencionar que, actualmente no existe ninguna vacuna, ni tratamiento para el Henipavirus y lo único que se puede hacer es atender las complicaciones que la enfermedad provoca.

Algunos de los síntomas que han presentado las personas infectadas son, fiebre, fatiga, tos, pérdida del apetito, dolor muscular, náuseas , dolor de cabeza y vómitos.