Tras la cumbre en Helsinki, a través de una conferencia de prensa, el presidente ruso, Vladímir Putin externó que: “tuve que repetir lo que ya he dicho muchas veces: que Rusia nunca ha interferido y no tiene intención de interferir en los asuntos internos estadounidenses, entre ellos los procesos electorales”. Asimismo, comunicó que Rusia y Estados Unidos tienen un acuerdo sobre la ayuda en los casos criminales.

Cabe mencionar que Washington inculpó el viernes a 12 agentes de inteligencia rusos acusados de piratear los correos electrónicos de la aspirante demócrata Hillary Clinton a la elección presidencial que ganó Trump, en 2016, por lo que el presidente ruso propuso permitirle cuestionar a los agentes.