El 27 de enero, la joven de 17 años, salió de su domicilio en Nezahualcóyotl  con dos hombres, quienes supuestamente iban a emplearla; Dulce mantuvo contacto con su familia las primeras dos semanas, sin embargo, actualmente desconocen su paradero y si se encuentra bien.

Su familia sospecha que alguien la contacto a través de Facebook para ofrecerle empleo, pero temen que se trate de un caso de tratantes de blancas, por lo que fueron a presentar la denuncia a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, sin embargo, en el Ministerio Publico revictimizaron a la madre, amenazándola con iniciar una investigación por ser una mala madre.

Los familiares declararon que se encuentran desesperadas, ya que ella era una chica que no tenía relación con otras personas, por lo cual se les hace inusual que ella se haya ido con los dos hombres, además de llevar su documentación personal y tras mandarles fotos utilizando ropa que no era de la pertenencia de Dulce, sospechan que alguien la está amenazando.

También mencionan que en el Ministerio Público, la carpeta de investigación contiene  errores y ellos mismos han tenido que realizar el rastreo de la menor.