La nave, conocida como LQ-H, completó su vuelo inaugural sin problemas en el aeropuerto de Zhengzhou,

La Corporación de Aviones Comerciales de China informó que ha logrado volar con éxito un nuevo avión no tripulado que funciona a base de combustible de hidrógeno y baterías de litio. La importancia del proyecto es la exploración de aeronaves que funcionen con nuevas fuentes de energía menos contaminantes.

“Es una de las principales direcciones de investigación de la industria de la aviación global construir un sistema de transporte sostenible con bajas emisiones de carbono utilizando energía de hidrógeno”, comentó Yang Zhigang, diseñador del Instituto de Investigación de Ciencia y Tecnología Aeronáutica de la Comac.

Con este avance se logra demostrar que es viable hacer funcionar un medio de transporte con otras fuentes de energía.