El EHang 216 despega de forma vertical impulsado por 16 hélices, cuenta con una autonomía de vuelo de 35 kilómetros, alcanza una velocidad de 130 kilómetros por hora y cuesta unos 300.000 euros.

Los directivos de la compañía china han declarado que buscan reducir el costo de los viajes aéreos, pues actualmente un trayecto en helicóptero cuesta 800 dólares, mientras que por el mismo trayecto un taxi puede cobrar solo 85 dólares.

Derrick Xiong, cofundador de EHang, indicó que esta nave pretende revolucionar la movilidad urbana al pasar de las dos dimensiones del transporte terrestre a la tres del viaje aéreo.
Para Xiong, el mayor desafío no es la tecnología ni la regulación aérea, sino “cambiar la mentalidad” para que la gente perciba que volar en un dron “es seguro y barato”.