Tras el proceso de reunificar a 102 niños que fueron separados de sus familias en la frontera por el presidente Donald Trump, el gobierno de Estados Unidos sólo realizó la entrega de 34 niños menores de cinco años a sus padres, lo que quiere decir, que no comprobaron la relación de parentesco a tiempo.

En efecto, las autoridades tendrán que estar trabajando a contratiempo para comprobar la relación familiar de los menores y sus progenitores, mediante las pruebas de ADN.

Cabe mencionar que aproximadamente 3 mil menores fueron separados desde el pasado mes de abril, ya que con la administración de Trump, decidieron establecer una política en contra los inmigrantes, por lo que fue suspendida en junio por recibir críticas.