En Latinoamérica, Asia y Europa, la ciudadanía de diversos países ha salido a las calles para luchar contra lo que considera como un atropello a sus derechos.

Fuego, policías conteniendo, reprimiendo a los manifestantes y destrozos han llamado la atención del mundo entero. 

Aquí te presentamos los principales movimientos que han dejado fotografías  para demostrar la inconformidad que existe en varios lugares del planeta.

Ecuador

Trabajadores, estudiantes y comunidades indígenas protestan contra las medidas de “austeridad” tomadas por el presidente del país, Lenin Moreno, quien solicitó un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener créditos por 4,200 millones. de dólares, situación que derivó en la eliminación de subsidios a los combustibles y, por ende, el aumento en su costo.

Líbano

El gobierno de Líbano creó un impuesto a las llamadas hechas por WhatsApp, lo que desató las protestas por parte de la ciudadanía.  Los manifestantes, que han creado un movimiento “sin precedentes, en el país, se quejan de la corrupción generalizada, el mal manejo de la economía y los deficientes servicios públicos.

Cataluña

Las protestas en Cataluña se dieron cita, luego de que nueve líderes que buscan la independencia catalana fueran sentenciados a 9 y 13 años de cárcel por el Tribunal Supremo español. La policía antidisturbios ha reaccionado con el uso de la fuerza. Incluso, el clásico del futbol español entre Barcelona y Real Madrid tuvo que aplazarse, debido a las manifestaciones.

Bolivia

Las sospechas de un fraude electoral por parte de Evo Morales para seguir como presidente de Bolivia han llevado a los opositores a tomar las calles y manifestarse. Los retrasos en los recuentos de los votos han recrudecido la situación, ya que se registran paros y bloqueos en diversas zonas del país sudamericano.

Chile

Los chilenos realizaron protestas, luego de que el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidieran un incremento en las tarifas del transporte pública. Los militares salieron a contener las manifestaciones, mediante el uso de la fuerza, lo que ha sido condenado como un abuso oficial que no se veía en ese país hace décadas.