Los investigadores del Instituto de Ciencia Física Hefei, de la Academia China de Ciencias (CASHIPS), anunciaron el inicio del proyecto.

El reactor experimental de Superconducción de Tokamak (EAST), es una especie de “Sol artificial” que sería capaz de reproducir el proceso de fusión nuclear el sol para obtener energía y los científicos anuncian que en sus primeras pruebas el proyecto llegó a alcanzar los 100 millones de grados Celsius.

El funcionario de la Corporación Nuclear Nacional de China Duan Xuru anunció durante la sesión anual de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino que la construcción del reactor, al que han bautizado como HL-2M Tokamak, finalizará durante este año.

La nación ha aclarado que el proyecto no será enviado al espacio como se tenía creído por la población mundial, si no que permanecerá dentro de la tierra.