El documento fue enviado al Senado de la República para su discusión y eventual aval.

Con solamente una modificación aceptada por parte de la diputada Celeste Ascencio de Morena para incluir el artículo 3 de la Constitución que estipula incluir en los planes de estudio temas sobre la educación sexual, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular la reforma educativa.

Los ajustes también agregaron que prevalecerá la educación inclusiva que se basará en tomar en cuenta las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los alumnos.

El único partido que mostró oposición a la reforma fue el PAN subrayando que la aprobación de esta es abrir la puerta para la venta de plazas y manejo de la nómina por parte de grupos ajenos al Estado.