El memorial será construido en memoria de las 135 víctimas que dejó la explosión del ducto de Pemex.

La subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez, informó que se cerró el canal de riego en donde quedaron las cenizas de los fallecidos en el incidente “pues al abrirse se llevaría las cenizas y los restos” así que este fue desviado y ahora se construirá un memorial en el lugar.

Álvarez Maury aseguró que las familias de las víctimas recibirán apoyos económicos de programas sociales y por violaciones a derechos humanos durante todo el sexenio.

La funcionaria informó que se entregaron 2 millones 355 mil pesos para gastos funerarios de los deudos y afirmó que se dieron 157 apoyos de 15 mil pesos cada uno.