El sincrotrón mexicano que acelerará electrones a velocidades de cerca de 300 mil kilómetros por segundo.

Los sincrotrones son estructuras de forma circular en las cuales se aceleran electrones a altas velocidades, que producen haces de luz que pueden llegar a ser 1,000 veces más potentes que el sol.

La UNAM y el CINVESTAV forman parte de las instituciones que han impulsado el proyecto desde hace años. En el 2015 la iniciativa de construcción se encontraba a punto de desaparecer del Senado, pero debido a que se identificaron 146 científicos mexicanos que debían viajar o a Estados Unidos o a la Unión Europea para hacer sus propios experimentos. El gobierno del estado ofreció la donación del terreno, así como ayudar con el fondeo, para el cual se espera también apoyo federal.

Un sincrotrón puede tener alcances en la biomedicina, la producción de isotopos y hasta la farmacología. De hecho la identificación del virus de influenza H1N1 se hizo con ayuda del sincrotrón de Stanford, en Estados Unidos.