La reforma contó con 120 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones.

El Senado ha aprobado en lo general la legislación secundaria que regula la reforma constitucional de 2017 en materia laboral, con la cual se pretende garantizar la justicia laboral, la democracia sindical y la negociación colectiva.

El proyecto garantizará la independencia sindical y los derechos de libertad de agrupación de la clase trabajador, incluyendo garantías a los trabajadores desde lo individual.

Morena declaró que con esta reforma “se acaba con ese sindicalismo charro que tanto ha afectado a los trabajadores y al desarrollo del país”.