Carmen Aristegui dejó de transmitir en MVS Radio en Marzo del 2015 debido a la censura que recibió.

Después del despido de la periodista, MVS comenzó a realizar una serie de operaciones acompañadas de ciertas entidades gubernamentales y su obtención directa a base de recursos públicos, dichas operaciones representaron un aumento en el valor comercial de la cadena.

Es importante señalar que ningún otro gobierno previo, entre ellos el de los expresidentes Zedillo, Fox y Calderón, había querido autorizar dichas operaciones, considerando que lo solicitado sería lucrar directamente con bienes de dominio público.

Las vías por las que MVS logró incrementar sus vías de acuerdo a “El Universal” son las siguientes:

1.- “Lograron que se les otorgara una millonaria pauta de publicidad oficial del gobierno federal. Muy por encima de lo que recibían cuando tenían a la periodista.”

2.- “El espectro radioeléctrico de la banda 2.5 GHz, que en algún momento utilizó para su servicio de televisión de paga MasTV, y que dejó de usar cuando migró a sus suscriptores al sistema satelital Dish.”

3.- “Desde 2000, la SCT había otorgado dos concesiones para dar TV codificada (de paga) en el Valle de México, en la banda UHF. Una concesión fue para Cablevisión de Televisa (canal 46) y la otra (canal 52) acabó siendo para MVS. Ambas tenían la restricción expresa de que jamás podrían ser utilizadas para dar TV abierta. Cablevisión, al no poder convertirla a TV abierta, le restó interés y la perdió en 2010. En cambio, MVS, con gestiones iniciadas en el sexenio pasado, consiguió que se le autorizara cambiarla a TV abierta, lo que tiene un valor, según la última licitación pública, de 426 millones de pesos”.