Un juez federal levantó la suspensión definitiva que impedía que las autoridades aprehendieran a Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, por lavado de dinero.

El juez Octavo de Distrito de Amparo en materia Penal indicó que Lozoya incumplió con todas y cada una de las condiciones que le fueron impuestas para conservar la suspensión definitiva que le fue concedida el pasado 5 de junio para evitar su detención.

Dichas condiciones consistieron en que en el lapso de tres días hábiles debía comparecer ante el juez de control de Reclusorio Norte que ordenó aprehenderlo por operaciones con recursos de procedencia ilícita y exhibir una garantía por 500 mil pesos.

Por tanto, la Fiscalía General de la República (FGR) no tiene ya ningún impedimento para aprehender al exfuncionario.