A partir de este 1 de enero, entra en vigor la Ley de Residuos Sólidos la cual prohíbe a los comerciantes utilizar bolsas de plástico de un solo uso para surtir su mercancía en la Ciudad de México.

El gobierno de la CDMX informó la prohibición del material para el uso de comercialización, como medida contra la contaminación en el país.

Ante la nueva normativa, los locatarios de la CDMX implementarán el uso de bolsas de papel y de papel encerado para evitar las multas que podrían alcanzar hasta los 172 mil pesos.

Cabe señalar que de igual forma comenzaron a pedir a los clientes que lleven sus propios recipientes para surtir pollo y carne.