El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el decreto de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, después de ser una iniciativa ‘congelada’ por 9 años. A partir de ahora se cancelan las pensiones de los exmandatarios y se impide a los servidores públicos recibir un sueldo superior al del Presidente de la República.

Tras ser aprobada el pasado 13 de septiembre, dicha ley fue publicada el día de hoy en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y entrará en vigor mañana 6 de noviembre. En el contenido también se busca regular los sueldos, aguinaldos, premios, bonos y recompensas de los funcionarios, así como tipificar el delito de remuneración ilícita.