Estados Unidos cerró la frontera con México en la zona Del Río, Texas, con el objetivo de evitar el paso a los migrantes haitianos, pues muchos de ellos se han establecido en campamentos de la zona poder ingresar en cualquier momento.

La frontera fue bloqueada con vehículos del Departamento de Seguridad Pública de Texas, los cuales fueron estacionados en el puente y el río, pues desde hace unas semanas los migrantes cruzaban desde Ciudad Acuña a su país.

Asimismo, los agentes colocaron una cinta amarilla para bloquear el acceso a las personas que busquen acceder por este punto; sin embargo, algunos migrantes han expresado que no se sienten intimidades por estas medidas, en tanto otros se desisten a regresar su país por las condiciones de vida.

Los migrantes han buscado llegar al país norteamericano con el fin de tener asilo político, pues las condiciones en Latinoamérica son complicadas en este momento y su país está inmerso en una crisis política tras el asesinato del presidente Jovenel Moise.